Los efectos del calor, del frío y de la edad provocan la falta de brillo y firmeza en nuestro rostro. Por eso, es necesario cuidar la piel todo el año, ya que Las cremas comerciales tienen un nivel de concentración de principios activos muy baja en comparación a las vitaminas inyectables. Por lo que este tratamiento es perfecto para mantener nuestra piel a raya.

Las vitaminas son una combinación de ácido hialurónico, vitaminas A, C y E, dando luminosidad al instante.